Páginas vistas en total

miércoles, 25 de septiembre de 2013

Recuerda..

Recuerda de la noche la profunda calma,
La blanca dama y el mecer de los juncos
Aletargados; dedos en tu espalda,
Peregrinos al antojo de los rumbos.

Recuerda la rosa intacta
Y el pétalo de los surcos
En el fango.

La pintoresca rama
Que nos besaba y el hambre del mundo
Devorando la nada,
y en tus comisuras quedaba oculto,
Persiguiendo su halo
Hasta tu sangre, mi beso y estrago.

Recuerda esta madrugada,
El día en que morimos juntos;

jueves, 5 de septiembre de 2013

Lívida Ausencia


Sobre esta capilla entierro hoy tus huesos
Si bajo el cieno de la noche rezo vil
Y escribir puedo los más oscuros versos
De los besos entre el infierno y abril.

Pálidos aquellos restos
De nuestra sangre y labios
En los dedos.

Pálidos, dedos y huesos
Enlazados en un tango
De lamentos.

Sobre esta capilla rezo hoy esos besos
Que entierro en el cielo de esta noche gris
Y el triste hálito de esos labios negros
Que lívido tu rostro dejó a los muertos.