Páginas vistas en total

jueves, 7 de febrero de 2013

Cadenas..


Yacen mis huellas en estas tierras como las cenizas que diluvian el olvido tras tus ojos. Y arranco alaridos a esa parca incompetente que hace muescas en el deshilvanado telar de pesadillas que me mantiene vivo e impasible. Con la sangre arrastrando en mis manos, como un mal presagio, un oscuro presentimiento desgarrando tu mente en un escalofrío que sume tus sentidos en el caos y el miedo. Semejante a la sensación de pánico al perder el control sobre tu propio cuerpo mientras algo inminente se acerca.

Es el pago de haber errado con Pandora encadenada en el pecho y con las manos en vuestros llantos; el eterno abrazo del vacío. Un purgatorio de lamentos que invocan el dolor y la nada, bañado de grises, condenado a las sombras y la inexistencia...

Dormido en mi hado, extravío tu sentidos y sueño en un bucle de recuerdos, hastiado; lacerado sobre tu seno.