Páginas vistas en total

miércoles, 22 de febrero de 2012

Levedad



Alrededor de la bruma dormita la pluma estos dedos cansados. Y bajo las líneas de esta lluvia caminas desnuda, lágrima de cerezo, laguna de Lis.

Quiso el invierno helar tus ojos, y tu mirada sigue hirviendo tras los glaciales de piedra que te ocultan, encadenada a la ignorancia de los corazones y a la indiferencia de sus pasos. Y te ves allí, invadida tu soledad entre murmullos fugaces como una sonrisa auténtica, y vacíos.. Mas el trance de la soledad encierra tu alma y te lleva al frío y eterno letargo de la ataraxia.. Recluída cual estatua de marfil sobre el filo del mar.

Frágil y cansada, como la arena lívida que porta la luna para llorar una cala, solitaria y cristalina.

Remito al recuerdo de tu efímero soñar a arrullar la noche en tus brazos sobre el abismo y a besar la calma adormecida en la tormenta.