Páginas vistas en total

jueves, 25 de febrero de 2010

Oda al Amor





Oda Al Amor


Lágrima de hielo,

Muerta,

Bañada de sentimientos,

Con sangre adornada,

Venida de reinos

De tierras desoladas.


Árbol inerte,

De ramas alargadas

Como la amarga muerte,

Con largos vestidos

Llenos de rosas tenues

Y corazones podridos.


Con brazos arrugados

Y sonrisa bella,

De rostro alabado,

Largos cabellos de seda,

Suaves y delgados,

Recogidos en tristeza.


Con hálito céfiro,

Cálido en aire,

En la noche oscuro,

Sobre almas hiel,

Sentimiento inseguro

Sobre tu piel.


Dulce ávido

Que por finos labios

Desea ser devorado,


Muere solo

A pesar de haber vivido

Hasta su destino acompañado.


Luna que de noche llora

Y ríe de día,

En oscuridad agonía,

En luz falsa alegría,

Escondida,

Temerosa de ella misma.


Laguna negra,

Llena de muerte y olvido,

Más que Leteo y Estigia,

Bañando y anegando

Con dulce melancolía

Sentimientos de fracaso.


Lecho rocoso,

Cómodo, sangriento,

De cuerpos ansioso,

Sus almohadas están pudriendo

Todos sus sueños

Consumidos en un infierno.


Palabra escrita,

Pero aún por escribir,

Incierta,

Cansada de vivir,

Plasmada en libretas,

Con definición infeliz.


Como pluma que vuela

Sobre viento a la deriva,

Dirige sus velas

Hacia costas desconocidas

Al azar de una ruleta

Manejada por manos ciegas.


Llegará al final del camino

Sin mover sus pies

Y jamás habrá conocido

Del silencio el placer,

De haber muerto

Sin antes sentir su piel.